Por qué y cuándo estudiar inglés

-por Gabriela Romeri

Inmigrantes y refugiados entienden bien lo que es mudarse a una tierra extraña y comenzar de nuevo. Cómo es navegar redes complicadas y extrañar familia. O encontrar nueva gente en quien confiar. O buscar trabajo y comida sin entender aún el idioma. Es irónico que algunos culpan a inmigrantes recién llegados de no saber inglés, cuando lo que quisieran más que nada es poder entender y ser entendido. En la mayoría de los casos, aquí en EE. UU., clases de inglés requieren requisitos que de repente, muchos inmigrantes no tienen: cosas como tiempo después del trabajo, o fondos para asistir a clases o comprar los materiales.

Y puede haber más trabas para los recién llegados. En muchos casos, es difícil poder manejar o obtener el crédito para comprar un auto; y de veces hay falta de acceso a transporte público. Una traba más: Como cualquiera familia de inmigrantes puede contarle, es más difícil aprender inglés a medida que crecemos. Con el paso de los años, la facilidad con idiomas disminuye. Pero como cualquier músculo, con práctica, el oído y la lengua sí aprenden un nuevo idioma. Eso es todo lo que se necesita: práctica y paciencia. Igual a alguien empezando a saber manejar, o tocar al violín. Pero aseguro que el aprender inglés, o educación cívica, se puede realizar a todas edades y dentro de cualquier paso en su formación formal.

Yo sé, porque tuve la buena suerte de enseñar inglés y formación cívica a Hispanos en Immokalee, Florida; estudiantes adultos de 30 años a los más de 80. Las Hermanas Religiosas del Sagrado Corazon de Maria (RSHM) me contrataron para enseñar ahí en la escuela RCMA, y también para asistir en la oficina legal de Legal Aid, organización sin fines de lucro que representa a inmigrantes sin cobrar honorarios. Por si no lo ubicas, Immokalee es un pueblo pequeño y agrícola en el suroeste de Florida donde se cosecha durante casi todo el año. Donde la gente trabaja sin parar, bajo un sol feroz, piscando un baldo entero de 32 libras de tomates por la mitad de un dólar. La gente de Immokalee sí saben cómo trabajar a cansancio, e igual se obligaron a prestar tiempo y atención a mejorar su inglés—conmigo. Y les puedo confirmar que sin importar edad o medios, he visto milagros y éxitos.

Éxitos en las madres solteras que hicieron maniobras para llegar a las clases y mejorar su pronunciación en ingles; en los padres que querían poder mejorar su inglés para mejor ayudar a sus hijos; o las abuelas que después de meses de formación cívica, dado en español en 2018, lograron su ciudadanía Americana este año de 2019. Tuve la suerte yo de estar presente con esta buena gente, muchos pasando por momentos difíciles también. Celebramos cada paso delante y enfocamos en empoderar a los que podíamos alcanzar. Entre redadas de ICE y separaciones familiares, muchos inmigrantes están pasando por una época muy cruel aquí.

Recuerdo bien cómo fue crecer aquí, siendo un inmigrante de primera generación. Era joven cuando vine con mi madre desde Argentina. Así que tuve la fortuna de poder aprender inglés en las escuelas primarias aquí. Pero la educación superior, para nuestra familia, era solo un sueño; no era algo dentro de nuestros medios. De cualquier manera, y con gran sacrificio y préstamos estudiantiles, yo logre ir a la universidad y obtener un posgrado—la primera pero no la última de mis hermanos. Entiendo bien la increíble importancia y sacrificio que es una educación. Por eso me emocioné en saber que Nuevo en U.S. lograría ofrecer clases en ingles no solo gratuitamente, pero también talladas a las necesidades de nuestra gente.

Usted leyendo esto: en su familia o vecindario debe conocer abuelos o padres que tuvieron que trabajar por obligación desde niño, y no lograron aprender a leer. Quiero que usted, quien también como yo tuvo la fortuna de poder estudiar y aprender a leer, le avises a ellos que si quieren seguir tratando de aprender, lo pueden. Capaz recién ahora, al fin, tienen el tiempo para sentarse ellos. Diles que sí pueden mejorar no solo en inglés, o español, pero también en formación cívica para pasar el examen de ciudadanía Americana. Todos aprenden en distintas maneras, y nuestras clases se pueden adaptar a ambos idiomas, o ser enseñado totalmente verbalmente. De hecho: Clases aquí en Tampa están formando, tallados a sus necesidades.

Como sea y en cualquier edad, con practica y paciencia se aprende todo. Y no hay mejor practica que practicar—tratar de comunicarse en inglés, cuando y donde uno pueda. En negocios, empiece a pedir cosas; con sus hijos que aprenden idiomas tan rápido—animase a hablar en inglés. Toma tiempito cada día para practicar palabras nuevas. Cuando ves televisión o películas en inglés, ponlo con subtítulos. Hasta hay mini lecciones por el internet y YouTube que pueden realizar. Lo importante es que nunca se dejen por vencido. Que sepan que sí, las cosas toman tiempo pero lo que se siembra se cosecha. Haz tiempo para las metas suyas, en cualquiera edad. Y deje que la vida le enseñe, así podrás también ensenar a los demás.

No hay nada más poderoso que poder cumplir nuestros sueños para mejorar. Porque una gente que conoce sus derechos y se puede hacer entender, no se les puede parrar.

Close Menu